Escuchar La Berrea en Cantabria

octubre 5, 2018 Maria Urbano
Escucha la Berrea en Casa rural La curva de María
Escucha la Berrea en Casa rural La curva de María

La Berrea cuando los machos braman para atraer a las hembras y marcar sus territorios es sencilla de seguir en Cantabria. La belleza y buena conservación de los montes de Cantabria permiten que casi en cada rincón sea posible escuchar la berrea.  Con suerte, y con algo más de esfuerzo, se puede ver. Esto último requiere de paciencia, largas caminatas y adentrase en el bosque con un respetuoso silencio.

La época del celo es uno de los momentos más delicados del ciclo vital del ciervo.  Los machos luchan  por alcanzar la supremacía física sobre su territorio de campeo y el favor de su harén de hembras.  Es uno de los más bellos espectáculos de nuestra naturaleza.

Durante estos días, los ejemplares macho avisan a sus rivales mediante roncos berridos dónde está su territorio, y por la potencia de su voz, les hacen notar su tamaño y determinación. Así protegen su grupo de hembras de diferentes edades, a las que vigilan estrechamente, para comprobar cuándo entran en celo.

Visitas guiadas

La Red Cántabra de Desarrollo Rural ofrece la posibilidad de disfrutar de la berrea a través de su proyecto Naturea Cantabria. Desde mediados de  Septiembre organiza grupos en varios espacios naturales protegidos: Parque Natural Saja Besaya, Campoo Los Valles y Red Natura 2000 de Liébana. Con salidas previstas tanto al amanecer como al atardecer.

En las visitas de Naturea Cantabria, el equipo de guías de la Red de Espacios Naturales aporta de manera gratuita material óptico. La información y reservas se pueden hacer a través del 942 049 438 (de martes a viernes de 9 a 14 horas). Las excursiones tiene un coste de 12 euros. Se puede consultar toda la programación en Red Cántabra de Desarrollo rural

Los guías de Saja-Besaya, Liébana y Campoo acompañarán, siempre en grupos muy reducidos (de 8 personas)

Y si quieres ir por tu cuenta, te proponemos cinco lugares desde donde sentarse a escuchar esta llamada de la naturaleza.

1.- Sejos

Se emplaza en la Macomunidad Campoo-Cabuérniga. La mejor forma de llegar es desde el Alto de Palombera, en la CA-280.

En cualquier punto de esta zona puede escucharse la berrea. Para los más andarines, los que saben recomiendan Uznayo o Reburdiajo.

2.-Cruz de Fuentes

En Campoo de Suso. También se llega por Palombera. Se deja el coche en la carretera y se camina unos dos kilómetros hasta el alto.

3.- La Braña del Moral

Se puede ir por carretera desde Bárcena Mayor, aunque luego hay nueve kilómetros de una subida dura. También se puede ir por Ucieda, por pistas, y por Cieza. Desde Los Llares (en Fraguas) es otro camino. Donde acaba la carretera asfaltada empieza una pista. La mejor zona dicen que es la ladera de la izquierda cuando se llega a Brenes.

4.- Los montes de Ucieda

Desde la Casa del Monte al coger casi cualquier pista y andar unos quince minutos, ya puede escucharse. En esta zona hay otro punto bueno que es Haya Corba.

5.- Pico de Obios

Entre Bárcena de Pie de Concha y Los Tojos. Antes de llegar a la cima ya se puede escuchar. Esta ruta es para caminantes. Solo se puede llegar en todoterreno, pero como es la reserva del Saja hay que pedir permiso. Una opción es dejar el coche en Monte Quemado e ir andado hasta el pico.

Recomendaciones

Al monte hay que acercarse siempre con prudencia y con respeto. Para ir a escuchar la berrea es muy importante el silencio y la distancia. No hay que asustar a los ciervos y aunque los machos están entretenidos en otras cosas en estas fechas, las hembras, que tiene un único día de celo, están atentas a todo y pueden dar la alarma.

Aunque haga buen tiempo no hay que olvidarse de la ropa de abrigo, calzado firme y prismáticos. Si no se conoce bien el camino, no hay que arriesgarse, mejor una ruta guiada como las de Naturea.

Mejor no salirse de las pistas y recordar que la berrea coincide con la época de caza asi que hay que tener cuidado.

La berrea es siempre entre septiembre y octubre, pero no tiene una fecha fija de inicio. Depende de lo que tarde en adentrarse el frio, algunos dicen que de los vientos.

             En ocasiones se acercan tanto a los pueblos, que se pueden escuchar perfectamente mientras das un paseo por la mies.

¡Si quieres una escapada rural y escucharlos….contáctanos para reservar un alojamiento!